Todas las personas merecen una bonita sonrisa y los implantes dentales se han convertido en todo un cambio revolucionario en la odontología.

 Los implantes son piezas fabricadas por el hombre para sustituir las raíces dentales perdidas. funcionan exactamente igual que las raíces reales incluso se adhieren de forma natural al hueso maxilar. a este proceso es lo que los profesionales de la salud oral llaman “osteointegracion”.

 La mayoría de los implantes son en titanio, su material, textura y forma permite que sean fuertes, estables y seguros, de modo que el paciente pueda de nuevo disfrutar y saborear sus platos favoritos.

 Cuando se pierden dientes, el hueso maxilar puede reducirse creando malformaciones e incluso hacer que las personas parezcan mayores; los implantes ayudan a evitar estas complicaciones.

 Los implantes dentales de buena calidad son una solución duradera, a menudo para toda la vida.

 Luego de que el implante se osteointegre, el diente o corona cerámica se fija permanentemente sobre el implante.

 

De manera sencilla estos son los pasos de una rehabilitación con implante dental. Es solo una de las diversas opciones disponibles.

  1. Valoración de la clínica: El odontólogo realiza un examen clínico y radiográfico del caso.
  2. Colocación del implante: una vez terminada la pequeña y corta cirugía, se coloca un diente provisional fuerte y estético que nos permita comer y realizar actividades normalmente. En algunos casos es necesario un par de meses para que el implante se integre con el maxilar.

  3. Ajuste de la nueva corona: en este paso se coloca la corona cerámica definitiva, teniendo presente conceptos estéticos como ajuste, color, forma, tamaño, textura, armonía y naturalidad entre otros.
  4. control y mantenimiento: se recomienda las visitas frecuentes al odontólogo y realizar un higiene dental normal para conservar los dientes, la restauración y las encías sanas.

Como vemos, los implantes dentales son una solución fácil, rápida y segura..¿Por que esperar mas para sonreír?

 

 

 

Los beneficios

El implante es una pequeña fijación de titanio que se utiliza como sustituto de la parte de la raíz de un diente natural que se ha perdido. se puede colocar en las mandíbulas superior o inferior y se adhiere al hueso por un tiempo por lo que sirve como anclaje para la sustitución dental.

Los implantes dentales se pueden utilizar para sustituir uno o varios dientes que se hayan perdido.

 Los implantes dentales individuales han sido utilizados por mas de 30 años en mas de un millón de pacientes, lo que confirma una efectividad de un 95%. Este porcentaje es mayor en los puentes a los que sirven de soporte.

 El costo del tratamiento es fijado por el medico que examinara su boca. El dentista le recomendara, tras un examen diagnostico, el proceso mas idóneo para usted. Cualquier persona que haya perdido uno o mas dientes, incluso las de edad mas avanzada y que gozan de buena salud, son candidatas para hacerse la cirugía, que como intervención podrá resultar un poco incomoda para los pacientes.

 Tipos de tratamiento

Tradicionalmente el procedimiento se realizaba en dos pasos. primero se instalaba el implante que se dejaba de tres a seis meses para que cicatrizara y se integrara en la mandíbula. durante el periodo de cicatrización y hasta la colocación de la corona permanente, el paciente llevaba una prótesis provisional.

 

 

 

En la actualidad existe una alternativa que permite instalar el implante de una sola pieza en una sesión. Este nuevo método ha simplificado notablemente el procedimiento para los pacientes y dentistas.

 

Frente a las prótesis dentales o puentes tiene una gran ventaja debido a que:

 

  • Mejora el aspecto: pues los implantes pueden detener el proceso de reabsorción de la mandíbula que dan la apariencia de mayor vejez al rostro una consecuencia de la perdida del diente completo. Esto no lo hacen las dentaduras o puentes tradicionales. 

     

  • Conservan los dientes naturales: las técnicas tradicionales tallan los dos dientes adyacentes al diente perdido para colocar un puente. Los implantes a menudo eliminan la necesidad de modificar dientes sanos.

 

 

 

 

 

  • Son una solución permanente: el implante es estable y cómodo. no se requieren ajustes tras la instalación. Generalmente seguirá funcionando durante toda la vida. Al recurrir a este método que le permitirá comer y beber lo que le apetezca nuevamente, notara que su calidad de vida mejorara de un modo muy concreto y que será el mayor cambio que notara al colocarse el implante. las personas que se avergüenzan y preocupan a causa de su dentadura se sienten impresionadas por lo que la nueva dentadura permanente puede hacer por su autoestima. La dentadura parecerá natural, siempre y cuando el nuevo diente se utilice junto con la odontología restauradora moderna. su aspecto, comodidad y funcionalidad superaran sus expectativas. Tras un breve periodo de adaptación, la capacidad de masticar es comparable a la de los dientes naturales. Para cuidarlos debe revisarlos, al igual que lo haría con los dientes naturales. Hay que cepillarlos y utilizar hilo dental siguiendo las recomendaciones del dentista o higienista dental. La visita al dentista cada seis meses o con mayor frecuencia si así se le recomienda, es clave para asegurar el éxito de la intervención.